Te fuiste

Cada noche mis lagrimas recorrían tu corazón,

Cada noche tu alma escuchaba mis susurros,

Cada noche tus ojos me veían en una tela transparente,

Cada noche daba mi vida por ti,

Por tu cuerpo, por tu mente, por tu esencia, por tu cotidianidad, por ti.

Cada noche estaba ahí contigo pero sin ti; estando.

Sabías todo.

Pero estaba siempre ahí.

Te fuiste,

Te fuiste cuando deje de sufrir por tu ausencia,

Cuando deje de llamar a tu alma con mis pensamientos,

Cuando deje de pensarte para salvar mi corazón,

Te fuiste con un vacio en mi por ti,

A las 2:30 de la madrugada te fuiste,

Hace 5 años te fuiste, hace un segundo.

Te fuiste sin saber cómo pero te fuiste,

Porque nunca habías estado.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: